Siempre había soñado escribir un libro que contara el fascinante mundo de la Bolsa visto desde los ojos de una mujer. Esta fue la razón por la que decidí basar mi novela «A los hombres de mentira les vienen grandes las mujeres de verdad» en mi propia historia, ya que la vida me había regalado un lugar de privilegio dentro de un mundo de hombres.

 
margarita-rivas-valores
 

La pasión por lo que hago; un largo aprendizaje de las emociones humanas y su implicación en los mercados financieros, me llevaron de la mano para contar esta historia. La curiosidad por explorar otros mundos y mi afición por los retos se encargaron del resto.

No es fácil hacer autoficción, a los que no somos profesionales de las letras solo nos sale algo bueno cuando estamos muy enamorados o desesperados, a mi me faltaba poco. Probablemente se necesita una catarsis como la que se produjo en mí en ese momento en el que decidí aprender a navegar en el océano de las palabras. Desconozco hacia dónde me llevará este barco, pero les aseguro que el viaje merece la pena.