Hay una mariposa Monarca muerta en la acera de Ozona. La brisa se la lleva